Rincones: La Sirenita

Sirenita de A Coruña

¿Alguna vez te ha interesado fotografiar paisajes? Los componentes de MKM Fotografía, como buenos fotógrafos, casi siempre andamos buscando rincones donde plantar el trípode o escenas que reflejar. Rincones de esos que seguramente haya al lado de tu casa pero que nunca te has planteado que pudieran resultar fotogénicos. Es como mirar el mundo con ojos nuevos cada vez. Quizás sea esta la razón por la que nos movemos tanto de lugar. Porque buscamos nuevas miradas.

Fotografiar paisajes: busca la belleza de lo cotidiano

Si te vas a lanzar a fotografiar lo que te rodea, empieza por lo cotidiano. No tiene nada de malo repetir lo que ya han hecho otros: es una manera estupenda de aprender, y proporciona grandes satisfacciones. Probablemente, mientras estés realizando esa toma típica que tienes en mente, se te ocurran variaciones. ¿Y si cambio el punto de vista? ¿Y si espero al anochecer, o al amanecer? ¿O busco integrarlo en un proyecto mayor?

Una vez hayas decidido cuál va a ser la imagen personal que buscas, estudia bien el entorno, las condiciones atmosféricas y piensa en el equipo que vas a necesitar. Por ejemplo, la foto que encabeza este artículo pertenece a una serie de fotografías nocturnas. Previamente comprobamos que hubiera posibilidad física en el entorno para fijar un trípode, pues este tipo de imágenes precisan una larga exposición en la que la menor vibración queda plasmada. Aprovechamos también una noche sin viento: saltar entre los riscos en temporal sólo por obtener una imagen impactante no es una idea muy práctica.

Asegura el disparo y… ¡a jugar!

Ve con una idea clara en la mente. Una vez la hayas obtenido, puedes comenzar a experimentar. Así por ejemplo, en este caso era ésta la imagen que habíamos buscado:

fotografiar paisajes en A Coruña: la Sirenita

Como veis, aunque funciona, es más convencional. Una vez asegurada, nos pusimos a jugar. Cambiamos la lente, nos acercamos y buscamos otro ángulo, lo que nos proporcionó la imagen que abre esta entrada. Aprovechamos así la iluminación urbana que proyectaba una luz fría sobre el lado derecho de la costa, lo que ofrecía un curioso contraste con las cálidas luces del paseo marítimo. También probamos otro ángulo interesante, ya que el efecto de las olas rompiendo en las rocas producía una suerte de neblina en la larga exposición que nos permitía un juego de tonalidades con el despejado cielo del anochecer. Este fue el resultado:

CostaEste tipo de excursiones fotográficas son siempre muy satisfactorias. A veces llegas a casa con resultados sorprendentes. ¿Y a vosotros? ¿Cuál os gusta más?

Ah, por si os lo preguntabais, este rincón se encuentra al lado de la Playa de Matadero, en A Coruña.

Difunde la palabra!!!

2 Comentarios

  1. María Neila

    Aunque las tres son impresionantes… Si tengo que elegir creo que me quedo con la primera. ¡Una pasada!

  2. mkm (Publicaciones Autor)

    ¡Gracias! Te animo a conocer este rincón en tu próxima visita a A Coruña.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *